Danza Clásica

La técnica de la danza clásica es una enseñanza básica para todos los bailarines, es una disciplina que aporta equilibrio, flexibilidad y armonía de movimientos.

En el nivel básico el objetivo a cumplir a lo largo de los cursos es conseguir que los alumnos que por primera vez se agarran a una barra de ejercicios empiecen a aprender la colocación esencial del cuerpo, deben aprender también a coordinar movimientos sencillos combinados de brazos y piernas y sobre todo conseguir una armonía en el movimiento. Muchas veces, sobre todo al principio, las posiciones básicas se estudian estirados en el suelo, es una forma mucho más fácil para que los alumnos “sientan” la colocación y usen músculos que la mayoría de las veces no saben utilizar.

En el nivel medio de enseñanza, los alumnos que tengan ya unas nociones básicas, empiezan a “bailar”, además de los ejercicios en la barra (siempre imprescindibles) se harán ejercicios en el centro, es decir enlazando pasos, que cada vez serán de mayor dificultad, se introducen los giros, diagonales, se aprende a utilizar el espacio y el movimiento. También se trabajará la flexibilidad y la coordinación de todo el cuerpo.

En el nivel avanzado se potencian todas las enseñanzas de los cursos anteriores, el alumno aprende a usar la técnica anteriormente aprendida y va adquiriendo mayor soltura y armonía en sus movimientos, más equilibrio y más dominio de su cuerpo, en este nivel se montarán coreografías, para que los alumnos aprendan a interpretar bailando.